Siguenos

  
  

articulación temporomandibular

La articulación temporomandibular relaciona la mandíbula con el cráneo, permitiendo todos los movimientos ( apertura y cierre, lateralizaciones, protrusión, etc).

Su función puede verse alterada por una serie de factores como el estrés, hábitos, traumatismos, etc.
Existe una alta prevalencia de signos y síntomas entre la población, pueden alcanzar porcentajes del 80%.
El paciente se suele quejar de dolor, chasquido, limitación de movimientos, a veces, crepitación.
El diagnóstico debe ser lo más precoz posible para eliminar la causa y evitar el deterioro progresivo de la articulación.
El tratamiento depende de la causa y el grado de afectación.
Se utilizan relajantes musculares, antiinflamatorios, analgésicos, férulas, infiltraciones, , acupuntura, fisioterapia, incluso tratamiento quirúrgico .